Síndrome premenstrual: cómo nos afecta?